Como parar un ataque de pánico

Acceder al contenido exclusivo

Soy Facebook, aborda un tema que se instaló en la sociedad, debido a el estrés que llevamos cotidianamente, las tensiones, presiones y el no parar, hacen que se desencadene muchas veces en estos desagradables síntomas, llamados ataques de pánico, te dejamos algunos pasos a seguir de como parar un ataque de pánico, ya que esto ocasiona modificaciones en la rutina de vida, para evitar situaciones, y limitarnos cada vez a mas cosas. Como evitar un ataque de pánico.

Como evitar un ataque de pánico 

El pánico es un exceso de adrenalina que entra en el torrente sanguíneo, una alerta de miedo que indica a sus glándulas suprarrenales que hay una emergencia. Esto causa síntomas físicos los cuales muchos confunden con un problema cardíaco o alguna afección Al mal ¿interpretar el síntoma  puede causar que la respuesta de miedo continué.

En tres minutos se puede disparar un ataque de pánico y las glándulas superrenales llenen su torrente de adrenalina Y se puede revertir en ese tiempo, para que pare esta situación.

Parar el mensaje:

Ni bien esta por sobrevenir un ataque de pánico, es parar el mensjae de miedo y que la adrenalina no invada el torrente sanguíneo, para ello dejamos unos pasos a seguir

Si usted sufre de ataques de pánico con frecuencia yo le sugiero que usted trabaje con un practicante  de  (Programación Neurolingüística) para resolver la causa de su ansiedad.  Usted debe vivir libre de ansiedad.  El resolver lo que le causa ansiedad de una manera permanente es una de mis áreas de especialidad.

Los pasos a seguir son:

  1. Relájese
  2. Parar los pensamientos negativos
  3. Utilizar frases y pensamientos que tranquilicen
  4. Aceptar las emociones.

En el paso 1: Relajación

Respiraciones, profundas y completas, tomar calma y recordar que solo es un ataque de pánico y que no es algo serio, siga respirando profundo lento y relaje el cuerpo que eso parará el paso de adrenalina a la sangre.

Pase 2: Pensamientos

Debemos por dentro poner la palabra ALTO! a los pensamientos negativos, esa palabra debe quedar registrada en su memoria como un ALTO interrumpiendo el mensaje de emergencia que su cerebro está mandando a sus glándulas suprarrenales. Ya que las personas que sufren de estos ataques, se cierran en un círculo de catástrofe, sin opción a salir de él, por eso es importante educar la mente y dar un ALTO ROTUNDO.

Paso 3: Frases que tranquilizan

Utilizar frases que tranquilicen la mente, es una manera de educar la mente. Ejemplo cuando sobreviene un ataque de pánico, en vez de pensar que es un problema de corazón o algo serio, decir, ya esto me paso, nada que no pueda superar, es solo mi mente, no debo dejar que tome el control

Si vamos caminando por la calle, tratar de respirar profundo y si escuchamos caminar alguien detrás nuestro  decir, “He caminado por esta calle cientos de veces”. Siempre frases que motiven, ya lo eh pasado esto, y pude caminar, llegar, superponerse a esos pensamientos negativos, y que se impongan los POSITIVOS,

Paso 3: Aceptar

Debemos aceptar las emociones , si minimizamos la situación, solo lograremos que se vulva a repetir.

Empiece al identificar que emoción está sintiendo.  La mayoría de los ataques de pánico son causados por la emoción de miedo o una variación del miedo.  Identifique que emoción está sintiendo y encuentre una razón por la cual la siente. Debemos identificar donde son recurrentes, si al hablar en público, que es normal que suceda ponerse nervioso, o si caminamos y sentimos en la calle alguien detrás también genera cierta ansiedad, mas en los tiempos que vivimos es razonable el sentir miedo de que algo malo podría pasarle. Tampoco cuestionemos y aceptemos las emociones, pero que eso no nos bloquee.

En todos estos casos tome las precauciones necesarias.  Visite a su médico  para confirmar que su corazón está saludable.  Camine sobre una calle bien alumbrada y esté consciente de sus  alrededores al caminar.  Camine como un guerrero y no como una víctima.  Estas con precauciones importantes para asegurar su seguridad.  Luego, cuando usted usa una frase tranquilizadora que le recuerda que usted fue a ver a su médico recientemente y que su corazón está bien, y usted puede asegurarse a si mismo que no tiene porque sentir miedo sabiendo que usted está sano y salvo. El miedo es una emoción positiva que nos recuerda de cuidarnos a nosotros mismos.  Préstele atención a sus emociones, cuídese a usted mismo, y mantenga sus emociones en proporción a la situación al mantener todo en perspectiva.

Si estas técnicas no resultan hay muchas otras que podrán ser de gran utilidad, estas son tomadas a tiempo, y desarrolladas adecuadamente, son de gran ayuda en esos momentos de ansiedad, donde ya detectamos que va a sobrevenir esto que no deseamos, ponemos en prácticas las técnicas.

Ante cualquier duda consulte SIEMPRE A SU MÉDICO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *