Autismo, un enfoque diferente

Acceder al contenido exclusivo

Soy Facebook, te trae información sobre el autismo, y un enfoque diferente, ya que uno no debe encasillar en sellos o etiquetas a las personas con autismo, o la nueva sigla que es TEA, Trastorno del Espectro Autista, donde se a globalizado todos en el, Asperger, Autismo, TGD, y otros relacionados al trastorno del desarrollo, para ampliar el espectro y todas sus variantes, de acuerdo al cuadro de evaluación de los profesionales.

TEA, La nueva sigla que identifica a los diversos trastornos del desarrollo

¿Qué debe usted saber?

Los trastornos del espectro autista (TEA) son un grupo de discapacidades del desarrollo que pueden conllevar problemas significativos de tipo social, comunicativo y conductual. Los CDC calculan que 1 de cada 88 niños ha sido identificado con un trastorno del espectro autista (TEA). Los CDC realizan estudios para determinar cuántos niños tienen TEA, descubrir los factores de riesgo y aumentar el conocimiento sobre los signos de estos trastornos.

Existen tres tipos de TEA:

  • Trastorno autista (también llamado autismo “clásico” )
    Este es el trastorno en que la gente piensa más frecuentemente al escuchar la palabra “autismo”. Las personas con trastorno autista por lo general tienen retrasos significativos en el desarrollo del lenguaje, problemas de socialización y comunicación y conductas e intereses inusuales. Muchas personas con trastorno autista también tienen discapacidad intelectual.
  • Síndrome de Asperger
    Las personas con síndrome de Asperger suelen presentar algunos síntomas más leves del trastorno autista. Pueden tener dificultad para socializar así como intereses y conductas inusuales. Sin embargo, típicamente no tienen problemas de lenguaje o discapacidad intelectual.
  • Trastorno generalizado del desarrollo no especificado (PPD-NOS, por sus siglas en inglés; también llamado “autismo atípico”)
    A las personas que reúnen algunos criterios para el diagnóstico del trastorno autista o del síndrome de Asperger, pero no todos, puede que se les diagnostique un trastorno generalizado del desarrollo no especificado. Las personas con este trastorno por lo general tienen menos síntomas y estos son más leves que en el trastorno autista. Los síntomas pueden causar solo problemas de socialización y comunicación.

Signos y síntomas

Los TEA aparecen antes de los tres años de edad y duran toda la vida, pese a que los síntomas pueden mejorar con el tiempo. Algunos niños con TEA dan señales de que presentarán problemas futuros a los pocos meses de nacidos. En otros niños, los síntomas podrían no manifestarse sino hasta los 24 meses o después. Algunos niños con TEA parecen desarrollarse normalmente hasta alrededor de los 18 a 24 meses de edad, cuando dejan de adquirir nuevas destrezas o pierden las que ya tenían.

Una persona con TEA puede ser que:

  • No reaccione cuando la llaman por su nombre, hacia los 12 meses de edad
  • No señale objetos para mostrar su interés (señalar un avión que está volando), hacia los 14 meses
  • No juegue con situaciones imaginarias (por ejemplo, dar de “comer” a la muñeca), hacia los 18 meses
  • Evite el contacto visual y prefiera estar sola
  • Tenga dificultad para comprender los sentimientos de otras personas o para expresar sus propios sentimientos
  • Tenga retrasos en el desarrollo del habla y el lenguaje
  • Repita palabras o frases una y otra vez (ecolalia)
  • Conteste cosas que no tienen que ver con las preguntas
  • Le irriten los cambios mínimos
  • Tenga intereses obsesivos
  • Aletee con las manos, meza su cuerpo o gire en círculos
  • Reaccione de manera extraña a la forma en que las cosas huelen, saben, se ven, se sienten o suenan

Diagnóstico:

Signos y síntomas

Los TEA aparecen antes de los tres años de edad y duran toda la vida, pese a que los síntomas pueden mejorar con el tiempo. Algunos niños con TEA dan señales de que presentarán problemas futuros a los pocos meses de nacidos. En otros niños, los síntomas podrían no manifestarse sino hasta los 24 meses o después. Algunos niños con TEA parecen desarrollarse normalmente hasta alrededor de los 18 a 24 meses de edad, cuando dejan de adquirir nuevas destrezas o pierden las que ya tenían.

Una persona con TEA puede ser que:

  • No reaccione cuando la llaman por su nombre, hacia los 12 meses de edad
  • No señale objetos para mostrar su interés (señalar un avión que está volando), hacia los 14 meses
  • No juegue con situaciones imaginarias (por ejemplo, dar de “comer” a la muñeca), hacia los 18 meses
  • Evite el contacto visual y prefiera estar sola
  • Tenga dificultad para comprender los sentimientos de otras personas o para expresar sus propios sentimientos
  • Tenga retrasos en el desarrollo del habla y el lenguaje
  • Repita palabras o frases una y otra vez (ecolalia)
  • Conteste cosas que no tienen que ver con las preguntas
  • Le irriten los cambios mínimos
  • Tenga intereses obsesivos
  • Aletee con las manos, meza su cuerpo o gire en círculos
  • Reaccione de manera extraña a la forma en que las cosas huelen, saben, se ven, se sienten o suenan

A quien les afecta?

Los TEA se presentan en todos los grupos raciales, étnicos y socioeconómicos, pero son casi cinco veces más comunes en niños que en niñas. Los CDC calculan que 1 de cada 88 niños ha sido identificado con un trastorno del espectro autista (TEA).

Más que nunca antes, ahora hay más personas a las que se les ha diagnosticado un TEA. No está claro en qué medida este incremento se debe a una definición de TEA más amplia o a que han mejorado los esfuerzos de diagnóstico. Sin embargo, no se puede descartar un incremento real en el número de personas con TEA. Creemos que el aumento en el número de diagnósticos de TEA es probablemente el resultado de una combinación de estos factores.

Si hay algo que le preocupa

Si usted cree que su niño puede tener un trastorno del espectro autista o que tiene problemas en la manera en que juega, aprende, habla o actúa, llame al pediatra de su niño y cuéntele sus inquietudes.

Tendencia Social:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *