La Fe mueve montañas

Acceder al contenido exclusivo

Soy Facebook, te trae una frase muy escuchada, pero, que realmente poco ponemos en práctica: La Fe mueve montañas, y decimos que es cierto, pero como puede ser como hago, y nos suceden cosas, y no confiamos, por infinidad de motivos, dudamos, renegamos y tal vez en lo que vemos, tocamos o “compramos” le damos mas trascendencia. Si resuena la palabra la fe mueve montañas…detente respira, alza la mirada al cielo….

La Fe nos ayuda a vivir

Tal vez fue muy trillada la frase,  la gente a medida que van transitando la vida y por miles de circunstancias deja de creer. Pero la Fe, es un regalo que si aceptamos y ponemos en práctica verdaderamente, podemos experimentar. Una de las cosas primordiales que debemos realizar, es el agradecimiento, la gratitud que pocos dan y saben ver. La vida ya es un milagro para que uno crea, cada mañana al comenzar un nuevo día debemos dar gracias, levantar los ojos al cielo y sonreír por este obsequio.

Debemos cultivar y regar la Fe, y eso significa confiar, decimos que tenemos fe…pero dudamos, tenemos miedos, desconfianza, nos preocupamos y no ocupamos, y queremos a veces solucionar cosas, que debemos poner en manos de Dios o la creación divina que todo lo hizo perfecto. Si nos detuviéramos un instante, en mirar alrededor ,observar, respirar profundamente , contemplar, todo lo que debemos agradecer primero, ante de pedir.

Si confiáramos plenamente, como lo hace un niño, con su madre, y nos entregáramos así en sus brazos, sabiendo que el amor de lo creado es cuidado y que nada sucede al azar, solo descansar y tener la certeza, y fe, de que somos cuidados y que solo depende de nosotros transformar nuestras vidas, comenzando por los pensamientos y agradecimientos para comenzar una verdadera transformación en nuestro Ser…Todos estamos llamados a ser felices y compartir este transito en esta vida, tengamos la fe y entrega para que se instale y de frutos.

Pongamos en hechos lo que expresamos con los labios. Cada mañana un sacerdote ya no este mundo, me dijo en una charla, donde estaba pasando por un momento de incertidumbre, pesar, que cada mañana, al levantarme, alce los ojos al cielo, y diga…Señor gracias por la Vida…gracias por Vivir…y cada día eso hago desde hace muchos años, donde fue mi vida cambiando, desde el momento de agradecer y descubrir la fe y el milagro de existir cada día……

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *