Adviento, preparación para la Navidad

Acceder al contenido exclusivo

La gente de Soy Facebook, te trae información, sobre el  significado del Adviento. Todos en esta época, sentimos ese espíritu que trae la Navidad, algo que no se puede explicar, pero que cada uno en particular lo vive, (de diferentes maneras y estados) pero en definitiva, lo sentimos que es una fecha diferente, y lo importante hacer una alto para poder analizar y adentrarnos en que es el Adviento.

El Adviento, preparemos la Navidad

La palabra latina “adventus” significa “venida”. En el lenguaje cristiano se refiere a la venida de Jesucristo. La liturgia de la Iglesia da el nombre de Adviento a las cuatro semanas que preceden a la Navidad, como una oportunidad para prepararnos en la esperanza y en el arrepentimiento para la llegada del Señor

El tiempo de Adviento es un período privilegiado para los cristianos ya que nos invita a recordar el pasado, nos impulsa a vivir el presente y a preparar el futuro.

Esta es su triple finalidad:

* Recordad el pasado: Celebrar y contemplar el nacimiento de Jesús en Bel+en. El Señor ya vino y nació en Belén. Esta fue su venida en la carne, lleno de humildad y pobreza. Vino como ubi de nosotros, hombres entre los hombres. Esta fue su primera venida.

* Vivir el presente: Se trata de vivir en el presente de nuestra vida diaria la !presencia de Jesucristo! en nosotros y, por nosotros, en el mundo. Vivir sienpre vigilantes caminando por los senderos del Señor en la justicia y en el amor.

Algo que no debes olvidar

El adviento comprende las cuatro semanas antes de la Navidad.
El adviento es tiempo de preparación, esperanza y arrepentimiento de nuestros pecados para la llegada del Señor.
En el adviento nos preparamos para la navidad y la segunda venida de Cristo al mundo, cuando volverá como Rey de todo el Universo.
Es un tiempo en el que podemos revisar cómo ha sido nuestra vida espiritual, nuestra vida en relación con Dios y convertirnos de nuevo.
Es un tiempo en el que podemos hacer un plan de vida para mejorar como personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *