El fanatismo

El fanatismo no es bueno  porque genera violencia y es la intolerancia al pensamiento distinto. Vemos cada vez mas en todos los extractos sociales , políticas, religiosas , estados, etc, donde se quedan atrapados en un  círculo patológico en el cual solo mi pensamiento es permitido y “bueno” y el del otro no “malo y enemigo”

Qué pasa con el fanatismo

Tenemos que rever conductas sociales, personales sobre el fanatismo y lo que puede ocasionar como efecto colateral.

El fanatismo supone una adhesión incondicional a una causa. La mencionada ceguera que produce el apasionamiento lleva a que el fanático se comporte, en ocasiones, de manera violenta e irracional. El fanático está convencido de que su idea es la mejor y la única válida, por lo que menosprecia las opiniones de los demás

De esta manera, podríamos determinar que el fanatismo se sustenta o identifica por cinco principales señas de identidad: el deseo de imponer sus propias ideas, el despreciar a quienes son diferentes, el basarse en una serie de ideas que son incuestionables, el tener una visión “cuadriculada” de las cosas pues todo es blanco o negro, y finalmente el carecer por competo de todo espíritu crítico.
La falta de racionalidad puede llegar a tal extremo que, por el fanatismo, una persona mate a otra. Cuando el fanatismo llega al poder político, suele desarrollar todo un sistema para la imposición de sus creencias, castigando a los opositores con la cárcel o incluso la muerte.
Dentro de los diversos tipos de fanatismo existentes hay que subrayar que el religioso es el que más daño ha ocasionado a lo largo de la historia de la humanidad pues el mismo ha dado lugar a un sinfín de guerras, de holocaustos e incluso de actos terroristas y asesinatos.

La psicología afirma que el fanatismo surge a partir de la necesidad de seguridad que experimentan las personas que, justamente, son inseguras. Se trata de una especie de compensación frente a un sentimiento de inferioridad.


Fuente: Definición

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *