LAS VELAS COLORES Y SIGNIFICADOS


Las velas, sus colores y significados, para cada petición o necesidad. Te dejamos los colores de velas que atraen el amor, salud, dinero y aquellos que nos proponemos conseguir. Las velas son una forma de petición e iluminación junto con las aromas, que colaboran junto con la fe y voluntad que pongamos.

LAS VELAS Y SUS SIGNIFICADOS…

Verde:
Esta vela como ninguna otra se conecta a la realidad del mundo en que
vivimos, con sus angustias y dificultades, con sus penas y alegrías, con sus
éxitos y fracasos. Es el arquetipo de lo material. Simboliza la
circunspección, la perseverancia, el sentido de responsabilidad, lo
trascendente y profundo del pensamiento. Este color corresponde a la
tonalidad cromática por excelencia que se manifiesta en la naturaleza; o sea,
es el color de la Creación Material. Representa el dinero, la suerte, el
éxito con las finanzas y prosperidad, la fertilidad, las buenas cosechas y la
cooperación.

Rojo:
Esta vela está íntimamente relacionada con todos los conceptos masculinos.
Simboliza los albores de la humanidad y es la m ás indicada para potenciar la
autoridad, la virilidad, la juventud y todos los impulsos creadores.
Este color es básico en las composiciones cromáticas ya que, en combinación
con el azul y el amarillo, es fuente creadora de los demás colores.
Representa amor, sexualidad, buena salud y vigor  físico es el color de la
sangre, el color de las bajas pasiones.

Amarillo:
Esta vela se vincula con las ondas mentales del ser humano y con la expresión
material. Simboliza el comercio, el orden, el razonamiento, el criterio, el
sentido com ún y la lógica. Este color es otro de los básicos en la gama
cromática y se utiliza de preferencia para resaltar el resto de las
tonalidades.
Representa la perfección, riqueza, poder, gloria, gozo y fe. Se usa para potenciar el trabajo y la economía.

Naranja:
Esta vela representa al Sol en la Tierra y se utiliza para solicitar paz,
tranquilidad y en demanda de auxilio económico o financiero, así como para
pedir protección en los viajes largos, la armonía conyugal, reafirmar la
creatividad y desde una perspectiva místico-esotérica, para ser receptores de
luz con que sostener nuestro poder psíquico-espiritual. Este color es el
componente básico de la gama cromática del Sol, representa la llave de
curación merced a su actividad vitalizadora y regenerativa. Se relaciona con
el ánimo, aumenta la capacidad para concentrarse, atracción, adaptabilidad y
estímulo.

Marrón:
Esta vela se relaciona con la Tierra, con lo que se planta en un suelo bueno
y rico para que de frutos y crezca. Simboliza transmutación, el sueño que
espera porque vendrá el despertar. Este color tiene poderosas relaciones con
el otoño y con la “última hoja”, que se pone marrón y se marchita antes de
caer. Indica también, la vacilación en todos los asuntos, incertidumbre y
duda, neutralidad. Ataca a la energía.

Azul oscuro:
Esta vela representa la oscuridad del firmamento, lo insondable y profundo,
lo inalcanzable. Necesitamos del brillar de las estrellas para tener
esperanza. Simboliza el triunfo del bien sobre el mal. Este color nos habla
de la inmensidad del mar, por donde se pierde la mirada. Indica lo
inatrapable, lo que está más allá, depresión, malhumor, variabilidad,
impetuosidad. Es un color desafortunado y muy deprimente.

Gris:
Esta vela se considera neutral ya que la adición del blanco al negro
representa la mitigación o superación del mal. Simboliza el estado sombrío de
la mente, la zona gris de nuestra conciencia. Es el color de la indiferencia
y de la inercia; el de las cenizas que quedan cuando se ha apagado fuego.
Indica anulación, estancamiento, neutralidad.

Rosa:

Esta vela simboliza la fraternidad, el amor propio y la vanidad; siendo
características principalmente femeninas. La tonalidad que posee enciende la
ternura y los sentimientos nobles, tendiendo a suavizar la agresividad innata
en el hombre pues frena la violencia y los impulsos irreflexivos y violentos.
Vence al mal, también significa honor, amor, moralidad, amistad y el éxito en
general. Se usa en el caso de endulzamientos.

Blanco:

Esta vela se utiliza para todo lo que tenga relación con las facetas lunares,
es el símbolo de la Luna. Ayuda a fomentar la imaginación, potenciando el
aspecto creativo y la fertilidad. Este color es básico en la gama cromática y
es el tono representativo de la feminidad. Incrementa la fuerza espiritual.
Simboliza la fe, la pureza, la verdad y la sinceridad y por esto puede ayudar
a romper maldiciones o condiciones adversas. Es el color que se usa cuando no sabemos qué color usar o no tenemos otra vela a mano.

Celeste:

Esta vela y la rosa, van estrechamente unidas en el plano emotivo del ser
humano. Significan amor, sexo, amistad, afecto y todo lo relacionado con la
dualidad. Asimismo simbolizan la sensualidad y sexualidad dado que poseen
estímulos afrodisíacos y sus luces nos hablan de belleza, estética y armonía.
Este color es varonil por excelencia, pero se relaciona en mayor intensidad
con la parte mental. Nos da entendimiento, salud, tranquilidad, protección,
paz, felicidad en general, aumenta la capacidad de percibir lo espiritual y
paciencia.

Negro:

Esta vela está relacionada con la noche y la oscuridad, por extensión con la
muerte. El negro representa al mal, a los espíritus y a los poderes
del lado oculto. Es el color con que nos entierran, significando la muerte y
la tierra de la alquimia. Es la putrefacción y también la germinación a la
nueva vida que bulle en las profundidades y la oscuridad. Representa la
tristeza y luto, la maldad, la pérdida y confusión.
Aspectos negativos:
Depresión, desaliento, pesimismo, ruina, calumnia, difamación.

Tendencia Social:

Enviar Comentario